jueves, 25 de octubre de 2012

Simplemente...

Pasan las horas y sigo aquí, asimilándolo todo, que no puede ser me digo, que no eras así pienso sin cesar... aquí paso las horas, muerto en la silla, mirando a un punto vació en la pared, sin saber porque lo has echo, sin saber porque..
Y en definitiva pienso que algo ha pasado, que o siempre has sido así y me los has escondido o que algo he echo, que todas aquellas tardes hablando era mentira, que todas las risas fueran fingidas y las promesas de caricias fueran necias palabras salida de la boca de alguien sin sentido, abrumada por el cariño, por el cariño que nunca mereciste...
Y me digo a mi mismo, que otros vendrás , que no mereces la pena, que nada es lo que parece, que no me puedo enfadar contigo y que al fin y al cabo, me duele que te vayas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Una espina menos.